« 磯江毅展 [Gustavo Isoe] | トップページ | 修道院のお菓子 スペイン修道女のレシピ  »

2012/07/08

Genealogías feministas en el arte español: 1960-2010 [スペインアートにおける女性たちの系譜 1960-2010]

Genealogias_feministas_en_el_arte_2
Image credit:Fina Miralles
Petjades, acción realizada en Sabadell en enero de 1976 1976
B/W video with sound
10’
Courtesy Ajuntament de Sabadell, Museu d’Art de Sabadell

Genealogías feministas en el arte español: 1960-2010
Fechas: Del 23 de junio de 2012 al 6 de enero de 2013
Lugar: Salas 3 a 6 del MUSAC(Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), León, España

Comisarios: Juan Vicente Aliaga y Patricia Mayayo
Coordinación: Koré Escobar y Carlos Ordás
Asistentes de coordinación: Lidia González Alija, Josefina Manzanal Manrique
Documentación: Raquel Álvarez, Araceli Corbo, Lidia González Alija, Josefina Manzanal Manrique
Web: Araceli Corbo, Raquel Álvarez

Artistas: Pilar Albarracín, Xoán Anleo/Uqui Permui, Pilar Aymerich, Eugènia Balcells, Cecilia Barriga, María José Belbel, Miguel Benlloch, Itziar Bilbao Urrutia, Esther Boix, Cabello/Carceller, Mónica Cabo, Mar Caldas, Carmen Calvo, Nuria Canal, Anxela Caramés/Carme Nogueira/Uqui Permui, Ana Casas Broda, Castorina, Mari Chordà, Montse Clavé, María Antonia Dans, Lucía Egaña Rojas , Itziar Elejalde, Equipo Butifarra, Erreakzioa-Reacción, Eulàlia (Eulàlia Grau) , Esther Ferrer, Alicia Framis, Carmela García, Ángela García Codoñer, María Gómez, Miguel Gómez/Javier Utray, Marisa González, Gabriela y Sally Gutiérrez Dewar , Yolanda Herranz, Juan Hidalgo, ideadestroyingmuros, María Llopis/Girlswholikeporno, Eva Lootz, LSD, Cristina Lucas, Jesús Martínez Oliva, Chelo Matesanz, Medeak , Miralda, Fina Miralles, Mau Monleón, Begoña Montalbán , Paz Muro, Paloma Navares, Ana Navarrete, Carmen Navarrete, Marina Núñez, Itziar Okariz, Isabel Oliver, O.R.G.I.A, Carlos Pazos, Uqui Permui, Ana Peters, Olga L. Pijoan, Núria Pompeia, Post-Op, Precarias a la deriva, Joan Rabascall , Amèlia Riera , Elena del Rivero, María Ruido, Estibaliz Sadaba, Simeón Saiz Ruiz, Dorothée Selz, Carmen F. Sigler, Diana J. Torres AKA Pornoterrorista, Laura Torrado, Eulàlia Valldosera, Video-Nou/José Pérez Ocaña, Azucena Vieites, Virginia Villaplana, Isabel Villar.

Objetivo
La exposición se propone trazar una genealogía o genealogías del arte feminista y queer en España desde finales de los sesenta hasta nuestro días. Se trata de llevar a cabo una relectura del pasado que restaure la memoria borrada de las prácticas de género en nuestro país. Esto implica una doble operación: por una parte, recuperar artistas poco estudiadas/os u olvidadas/os; pero sobre todo revisar el arte español contemporáneo en clave feminista (artistas que han sido leídas por la crítica como “sociológicas” o “políticas” obviando el contenido feminista de sus obras).

Introducción
En febrero de 2004, Juan Vicente Aliaga publicaba en la Revista de Occidente un artículo titulado “La memoria corta: arte y género”, en el que subrayaba la escasísima atención que han recibido las prácticas artísticas feministas en la historiografía del arte español. Mientras que en el ámbito anglosajón existe ya —como ponía de manifiesto, por ejemplo, el número especial “Feminism & Art” que publicó la revista Artforum en octubre de 2003— una historia oficial del arte feminista angloamericano que quizá sea necesario revisar o cuestionar, en nuestro país parece difícil poner en duda el relato hegemónico simplemente porque tal relato no existe: “Resulta a todas luces complicado convertir en discurso anclado en la historia del arte lo que todavía no ha sido estudiado, o al menos no lo ha sido de manera suficiente” —escribía Aliaga. ¿Cuál es la versión canónica a la que hay que oponerse en lo tocante al feminismo y el arte en España? No la hay. ¿Con qué historiografía se cuenta? ¿Cuántos textos, catálogos o libros se han publicado sobre el impacto del feminismo y los valores de género en el arte español contemporáneo? La cosecha es escasa: se pueden contar con los dedos de una mano”.

Desde la aparición del artículo de la Revista de Occidente, han ido surgiendo algunos tímidos intentos de colmar este vacío: en el verano de 2004 el propio Aliaga proponía un breve repaso de la historia del arte feminista español en un texto, “Historias invertebradas. Notas sobre la representación de las problemáticas de género en las prácticas artísticas europeas. El caso español (1970-2000)”, publicado con ocasión de la retrospectiva de Nancy Spero celebrada en el CGAC; en 2005 Carmen Navarrete, María Ruido y Fefa Vila dedicaban un capítulo a las prácticas feministas y queer en España en el segundo volumen del proyecto Desacuerdos. Sobre arte, políticas y esfera pública en el Estado español; y en mayo de ese mismo año la revista EXITEXPRESS consagraba un dossier monográfico al tema “Mujeres, arte, feminismo”, en el que se revisaba la situación española; en 2009 y 2010 Patricia Mayayo publicaba asimismo algunos textos en los que volvía sobre la necesidad de estudiar el legado feminista en España. Todos estos ensayos no dejan de ser, sin embargo, sino aproximaciones parciales y fragmentarias, primeros esbozos de una investigación profunda y exhaustiva que todavía está por desarrollar.

Por otra parte, algunas de las ideas que se han ido avanzando en estas aportaciones quizá deban ser matizadas. En su texto de Desacuerdos, Carmen Navarrete, María Ruido y Fefa Vila coinciden en señalar el principio de la década de los noventa como el momento en el que surge en España la primera hornada numéricamente significativa de artistas con un programa feminista explícito y consciente: “[Podría decirse que] las mujeres nacidas entre mediados de los sesenta y principios de los setenta conformamos el primer grupo de artistas y teóricas feministas dentro del Estado Español, debido a una serie de factores (económicos, sociales, políticos, educativos…), que confluyen en [la eclosión] de esa generación de los noventa”. Independientemente de que pueda establecerse una frontera generacional precisa (lo que, en términos históricos, resulta siempre complicado), parece claro que a principios de la década de 1990 se estaba produciendo un cambio en el panorama artístico español: en torno a 1992 tienen lugar las primeras exposiciones individuales de artistas próximas a los planteamientos feministas como Begoña Montalbán, Marina Nuñez, Carmen Navarrete o Eulàlia Valldosera; asimismo, en 1993 se celebra la primera exposición feminista de nuestro país, 100%, comisariada por Mar Villaespesa (cuyo título era una alusión provocadora a la cuota de representación femenina del 25% aprobada por el PSOE en su XXI Congreso de 1988); y es también en la primera mitad de los noventa cuando se fundan colectivos artísticos inspirados por el activismo feminista y queer como LSD en Madrid o Erreakzioa-Reacción en Euskadi.

Lo curioso, sin embargo, es que esta “generación de los noventa” (si adoptamos la fórmula de Navarrete, Ruido y Vila) parezca haber surgido en cierto modo, de la nada. ¿Cuáles son sus orígenes históricos? ¿Dónde están sus predecesoras y predecesores? ¿Cuáles son sus puntos de referencia, sus modelos? En mayo de 2005, la revista ExitExpress publicaba un dossier monográfico titulado “Mujeres, arte y feminismo”, en el que se incluía una encuesta realizada a varias artistas españolas. Una de las preguntas planteadas era: “¿Cuál ha sido la repercusión de las artistas feministas de los setenta?” Si bien la mayor parte de las encuestadas reconocía el impacto que había tenido en su obra el legado de los setenta, todas citaban invariablemente a creadoras extranjeras (Annette Messager, Barbara Kruger, Marina Abramovic, Martha Rosler, Ana Mendieta, etc.) cuando se les preguntaba acerca de sus referentes históricos. Las propias Navarrete, Ruido y Vila reconocen que “la información sobre las luchas, resistencias, avatares y logros de las mujeres que nos precedieron ha sido muy desarticulada y confusa” y subrayan cómo el bagaje intelectual de su generación se nutre fundamentalmente de “discursos anglosajones y franceses” .

¿Realmente cabe pensar que antes de los años noventa no existiera en España ninguna artista o grupo de artistas dignos de mención que incorporasen en su trabajo, aunque fuese de forma más intuitiva y menos articulada, una reflexión sobre la identidad de género? ¿Resulta verosímil creer, por ejemplo, que en una década tan politizada como la de los setenta el mundo del arte español pudiera permanecer ajeno a esa revolución que supuso en Occidente el surgimiento del llamado Movimiento de Liberación dela Mujer? ¿O quizá lo que ha ocurrido, en realidad, es que la herencia feminista se ha visto sistemáticamente ignorada en los relatos oficiales sobre la historia reciente del arte en España? Y si ha sido así, ¿Por qué esa invisibilización implacable? ¿Cómo explicar en ese caso la falla genealógica que parece separar a las artistas feministas actuales de sus antecesoras?

(source: genealogiasfeministas)

Summary in English
Feminist Genealogies in Spanish Art: 1960-2010 is a show conceived to emphasize the importance that the discourses on gender and sexual identity have had in Spanish art production since the 1960s. Through more than 150 works by 77 artists, the exhibition curated by Juan Vicente Aliaga and Patricia Mayayo proposes a rereading of our country’s recent art history from new perspectives. The exhibition stems from the need to restore the erased memory of feminist knowledge, practices and genealogies in our country: it is important to recover and make visible the work of artists (some men, but especially women) who were unfairly shunned or forgotten; but it is even more important to reread the recent history of Spanish art from a different stance, with other keys and viewpoints. Not only has the legacy of feminisms been underestimated in the most traditional historiography, but also in many of the accounts of art creation in Spain that are supposed to be more ground-breaking or renovating.

« 磯江毅展 [Gustavo Isoe] | トップページ | 修道院のお菓子 スペイン修道女のレシピ  »

Art Exhibition/展覧会」カテゴリの記事

LIBER 2010

  • Liber2010_041
    スペイン国際ブックフェアLIBER マドリッドとバルセロナで交互に開催される。
無料ブログはココログ